Las adversidades del libro (I): La biblioteca de Sarajevo.

A pesar de ser conocido el trágico final sufrido por la biblioteca de Alejandría, la barbarie y la estupidez humana volvió a cometer el mismo suceso siglos después (ya sabemos que el hombre es el único animal que tropieza dos veces, o más si es necesario). Esta vez la protagonista fue la Biblioteca Nacional de Sarajevo. «Nuestro pasado está lleno de episodios de quema de libros, desde la Inquisición hasta los totalitarismos del siglo XX. Pero nunca como en la guerra de los Balcanes se quiso destruir a conciencia una biblioteca nacional.»1

El interior de la biblioteca, destruida, con las primeras luces del día

Esta biblioteca bosnia llego a convertirse en un símbolo de convivencia entre las distintas comunidades étnicas de la ciudad. Este factor le convirtió en objeto de ataque específicamente dirigido a ello, cuando un bombardeo cayó sobre ella en la madrugada del 25 al 26 de agosto de 1992, provocando la destrucción del 40% del material que albergaba. Este brutal acontecimiento tuvo lugar dentro del contexto mayor de la Guerra de los Balcanes (1991-2001), una guerra caracterizada por conflictos étnicos entre los distintos pueblos de la ex Yugoslavia, impulsando la eliminación del otro y de su memoria escrita y cultural.
El edificio, donde en 1992 albergaba la Biblioteca Nacional, fue construido a finales del siglo XIX, cuando la ciudad formaba parte del Imperio Austrohúngaro (1878-1918). De estilo mudéjar, el edificio representaba la mezcla de culturas europeas y otomanas. Tras la caída del Imperio la ciudad fue anexionada al reino de Yugoslavia y el edificio pasó a alojar el ayuntamiento (Vijecnica) de la ciudad. No sería hasta 1951 cuando se instaló allí la biblioteca, también conocida como la biblioteca universitaria de Bosnia-Herzegovina. Alzándose bandera de convivencia, en cuyo interior se reunieron estudiantes bosnios, serbios, croatas, musulmanes, judíos, católicos u ortodoxos. Un lugar de encuentro entre la diversidad de oriente y occidente, de la tradición musulmana y cristiana, del mundo eslavo y germánico. Era un símbolo de Sarajevo y de esa tolerancia que imperaba desde hacía más de un siglo.
Pero la intolerancia y el salvajismo volvieron a la región. Así, como una pesadilla de una noche de verano, la artillería del ejército ultranacionalista serbio cayó sobre la ciudad la noche del día 25 al 26 de agosto de 1992; una bomba lanzada con certeza cayó en todo el centro del edificio, destruyendo un emblemático lugar, símbolo de la cultura bosnia; pues la biblioteca, o el edificio en sí, no revestían mayor interés, ni estratégico ni militar. Pero éste no fue el estreno de Serbia en la destrucción del patrimonio cultural de un pueblo. El ejército serbio, el ejército de Karadzic, ya había destruido tres meses atrás el Instituto Oriental, perdiéndose una «de las mejores colecciones de literatura medieval en árabe, persa y turco y documentos valiosísimos en cuatro alfabetos: latino, árabe, cirílico y bosnio antiguo.»1

Llamas sobresaliendo por todas las ventadas de la biblioteca (RTVE)

Las llamas fueron controladas doce horas después, aunque ya era demasiado tarde: se consumieron aproximadamente unos 600.000 volúmenes (el 40 % del total de los fondos), entre libros, manuscritos, colecciones especiales e incunables (ediciones hechas desde la invención de la imprenta hasta principios del siglo XVI). Se redujeron a cenizas textos de un valor incalculable, hasta con seis siglos de antigüedad, en lenguas y alfabetos que han convivido en la península de los Balcanes y, especialmente, en territorio bosnio: árabe, hebreo, griego, cirílico, latín, croata, ruso, persa y alemán. Y durante días el cielo de la ciudad se cubrió de páginas ennegrecidas, dejando tras de sí un paso de desolación e impotencia; obligando a Sarajevo a perder parte de su memoria colectiva.
Todo vale en la guerra para alcanzar los objetivos. Da igual el precio humano, da igual el precio artístico, da igual el precio cultural. La destrucción de edificios emblemáticos fue utilizada con el objetivo de someter a la población al miedo psicológico.

Fachada actual de la biblioteca, inspirada, según dicen, en la Alhambra de Granada

A pesar de la negrura, de la oscurdad acaecida; la luz y la esperanza sobrevuela lentamente. Después de 22 años de dicha destrucción, hoy la fachada del edificio, restaurada en el 2007, luce pintada y rejuvenecida. Dentro, sin embargo, sus paredes desnudas, con marcas de proyectiles, obuses y granadas, revelan los ecos de una convivencia multiétnica y multicultural asesinada. Aunque gracias a la ayuda de la Unión Europea, entre otros organismos, la reconstrucción del edificio está lista en un 85 %. La reapertura tuvo lugar en enero de este año, sin embargo no solo servirá para alojar libros sino también será sede del ayuntamiento, lo cual ha motivado pugnas internas entre instituciones bosnias. La Vijecnica renovada tan solo incluirá los manuscritos y algunas obras excepcionales. El resto permanecerá en el refugio temporal, donde han permanecido todo este tiempo.

Tras el bombardeo, el chelista Vedran Smailovic tocó para los habitantes que habían quedado atrapados en la ciudad.

Hace dos años, es decir, en el 2012, RTVE realizó un especial sobre el veinte aniversario de la destrucción de la biblioteca. Aquí os dejo el enlace con el documental, titulado Cicatrices de Sarajevo: http://www.rtve.es/alacarta/videos/en-portada/portada-cicatrices-sarajevo/1445862/

1. La cursiva es sacada directamente de este artículo de El País:
http://elpais.com/diario/2007/10/25/opinion/1193263205_850215.html

Otras fuentes son:
http://www.libropatas.com/libros-literatura/se-reinaugura-la-biblioteca-de-sarajevo-22-anos-despues-de-su-destruccion/
http://english.ahram.org.eg/NewsContentP/18/91964/Books/Saved-from-war,-Bosnian-trove-of-books-finds-new-h.aspx
http://conflictoyorden.blogspot.com.es/2013/02/vijecnica-la-biblioteca-de-sarajevo.html
http://www.rtve.es/alacarta/videos/en-portada/portada-cicatrices-sarajevo/1445862/

4 thoughts on “Las adversidades del libro (I): La biblioteca de Sarajevo.”

  1. Muy interesante😉
    (¿Sólo escribo yo?)

  2. Excelente nota, no cabe duda de que la estupidez y maldad van muchas veces de la mano.

    Gracias!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s