Tags

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Ilustración con dos hadas de Warwick Goble, que ilustró la antología de poemas de hadas “The Book of Fairy Poetru” (1920), en la cual también se incluyó este poema de Tolkien.

Este post lo he dedicado a uno de los primeros poemas que escribió Tolkien. Sí. También escribió poemas y mucho antes de empezar su magna obra de mitología. A mí el que más me gusta es el siguiente:

Pies de Duende

He salido al camino                                                                       

Donde brillan las linternas de las hadas                                               

Y las bonitas ratitas aleteantes vuelan                                 

Una tenue franja gris                                                                  

Se aleja suavemente                                                                   

Y los setos y la hierba suspirando.                                          

El aire está lleno de alas,                                                            

De las torpes cosillas como insectos                                      

Zumbando, susurrando y canturreando               .             

¡Oh! Escucho los pequeños cuernos                                     

De encantados leprechauns                                                     

¡Y los suaves pies de muchos gnomos que se acercan!

¡Oh! Las luces, ¡Oh! Los brillos, ¡Oh! Sonidillos  tintineantes

¡Oh! El roce de sus ropas silenciosas y pequeñas

¡Oh! El eco de sus pies, de sus felices piececillos

¡Oh! Sus lámparas que se balancean en pequeños globos iluminados por estrellas.

 

Debo seguir en su tren

Siguiendo la tortuosa senda feérica

Donde los conejillos hacen mucho que se fueron

Y donde cantan con voces de plata

En un anillo móvil hecho de luz de luna

Todas parpadeantes con las joyas que llevan puestas.

Se desvanecen más allá de la curva

Donde las luciérnagas arden palidamente

¡Y el eco de sus pies almohadillados muere!

 

¡Oh! Llama a mi corazón.

¡Dejame ir! ¡Oh! ¡Dejame empezar!

Porque las pequeñas horas mágicas se marchan.

 

¡Oh! ¡El calor del afecto! ¡Oh! ¡El zumbido! ¡Oh! ¡Los colores en la oscuridad!

¡Oh! ¡Las vaporosas alas de las doradas abejas!

¡Oh! La música de sus pies; de sus danzarines pies de duende

¡Oh! ¡La magia! ¡Oh! La pena cuando muere!

Traducción: Eduardo Segura, Martin Somonson y Carlos Peralta

—–

Goblin Feet

I am off down the road

Where the fairy lanterns glowed

And the little pretty flitter-mice are flying

A slender band of gray

It runs creepily away

And the hedges and the grasses are a-sighing.

The air is full of wings,

And of blunder beetle-things

That warm you with their whirring and their humming.

O! I hear the tiny horns

Of enchanged leprechauns

And the padded feet of many gnomos a-coming!

O! The light! O! the gleams! O! the little twinkly sounds!

O! The rustle of their noiseless little robes!

O! the echo of their feet- of their happy little feet!

O! the swinging lamps in the starlit globes.

 

I must follow in their train

Down the crooked fairy lane

Where the Coney-rabbits long ago have gone,

And where silvery they sing

In a moving moonlit ring

All a twinkle with the jewels they have on.

They are fading round the turn

Where the glow worms palely burn

And the echo of their padding feet is dying!

O! it´s knocking at my heart-

Let me go! Let me start!

For the little magic hours are all a-flying.

 

O! The warmth! O! The hum! O! The colors in the dark!

O! The gauzy wings of golden honey-flies!

O! The music of their feet-of their dancing goblin feet!

O! The magic! O! The sorrow when it dies!

 

Este poema fue escrito por John Ronald Reuel Tolkien entre los días 27-28 de abril de 1915, meses antes de alistarse al ejército británico en la WW I. Este poema junto con otros dos –escritos en el mismo mes-, The men came down from the moon too soon y Tinfang Trino, representa la primera irrupción de la tierra de Fantasía en los escritos de Tolkien.

El poema nos sitúa en un camino mágico, rodeado de seres sobrenaturales, y oscilante entre la alegría inicial hasta la perdida y la tristeza al final del mismo, capturando una añoranza muy típica en los escritos del escritor. Lo único que quiere el autor es captar la belleza de un pasado esplendoroso, sin ningún tipo de juicio moral.

Estos poemas de Tolkien, leídos como las imaginaciones de un joven al borde del servicio militar en tiempo de guerra, parecen conmovedoramente melancólicos. Esto se debe a que estaba afrontando la renuncia a esperanzas acariciadas durante mucho tiempo.  Sus estudios universitarios tocarían a su fin en cuestión de semanas, pero la interminable guerra se había llevado por delante cualquier oportunidad inmediata de establecerse con Edith, su prometida, a la cual estaba dedicado el poema. Las esperanzas de una carrera académica debían quedar en suspenso. Puesto que no estaba seguro de que si iba al frente regresaría.

Es una descripción casi victoriana de las hadas, puesto que cuando Tolkien escribió el poema las hadas aún no tenían características bien definidas, y los pequeños seres sobrenaturales eran imaginados sin detalles concretos. El poeta usa este hecho, así basa su poema en una imaginación mágica incompleta. Por esto en el poema a las hadas las llama de diferente forma, como “leprechauns” o “gnomos”, seres que hoy en día tienen unas características claras que los definen. Por esto también, a pesar de que a lo largo del poema hay varias referencias a ellas: “fairy lanterns”, “fairy lane” y sus “goblin feet”, éstas tienen cualidades típicas de insectos, como escarabajos o abejas, similitud dada por las alas que todos estos seres tienen en común con estos seres mágicos. Otro rasgo del poema es la presencia abundante de diminutivos, con los adjetivos tales como “Little”, “slander” o “tiny”.

Foto del poema en su aparición en la antología “Fifty New Poems for Children” (1922)

Por tanto, el poema no es especialmente innovador en el empleo que hacía de los paisajes y figuras de fantasía;, ya que partían del acervo de imágenes e ideas de la tradición feérica de la literatura inglesa.

Finalmente Tolkien consiguió verlo publicado a finales del 1915 en la revista Oxford Poetry, de la cual se imprimieron mil ejemplares, y significó su primera publicación de importancia.

Bibliografía:

http://www.tolkiengateway.net

Carpenter, Humphrey (2002): J. R. R. Tolkien. Una biografía, Minotauro.

Garth, John (2014): Tolkien y la Gran Guerra, Minotauro.

Saludos🙂