Tags

, , , , , , , , ,

Hoy 21 de marzo (equinoccio de primavera) es el Día Internacional dedicado a la poesía. Conmemoración que viene celebrándose desde el 2001, momento que la UNESCO propuso tal fecha para esta celebración: «Como expresión profunda del espíritu humano, como arte universal, la poesía es una herramienta de diálogo y acercamiento. Al dar acceso a la expresión auténtica de una lengua, la difusión de la poesía contribuye al diálogo entre las culturas y al entendimiento mutuo.» Mensaje de la Sra. Irina Bokova, directora general de la UNESCO.

En Europa a este día es llamado Primavera de los Poetas  y por todas las capitales importantes del mundo hoy se celebran numerosos eventos y lecturas múltiples de diversos poemas. Este día tiene como propósito «promover la enseñanza de la poesía; fomentar la tradición oral de los recitales de poéticos; apoyar a las pequeñas editoriales; crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y fueros más internos y reafirmarse en su identidad; y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música y la pintura.» (web UNESCO).

Retrato de Antonio Machado

Y como no podía ser menos hoy este post va dedicado a ello.  Para celebrarlo voy a poneros un poema de uno de mis autores favoritos: el archiconocidísimo, Antonio Machado; con su poema A un olmo seco:

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas de alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

Antonio Machado (1875-1939) fue el más joven representante de la Generación del 98 y escribió este poema en Soria en la primavera de 1912.  Este poema contiene un mensaje de esperanza, con el fin de que su queridísima mujer, Leonor, se recuperase de una terrible  enfermedad, que había traído de París. Dicha enfermedad los había llevado a ese idílico rincón castellano en busca de un aire más puro para paliarla. Además en esta localidad, mientras ambos esposos paseaban juntos, Machado vio al olmo que inspiró este poema; un olmo centenario afectado por una enfermedad que le costaria igualmente su larga vida. Me encanta este poema porque, a pesar de reflejar un tema triste, como es la muerte de un árbol, hace que viaje a esos paisajes castellanos, en primavera cuando el paisaje estalla de colores. La brisa, el sol, el olor…la vida.

Por si alguien este interesado, en la página de RTVE hay un documental reciente sobre este gran poeta, que por causas del destino tuvo que morir fuera de un país que había sido tema constante a lo largo de sus poemarios. http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-antonio-machado-mundos-sutiles/1597035/

Saludos.🙂